¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 63 el Mar Ago 01, 2017 3:07 pm.
Últimos temas
» Whispers of the truth (Cedric)
Dom Jun 01, 2014 6:47 am por Skias Lionheart

» ¿En verdad eres tu? {Shadow Shayker}
Jue Mayo 22, 2014 7:59 pm por Shadow Shayker

» Fallen Empires [peticion cambio de boton]
Jue Mayo 22, 2014 1:32 pm por Invitado

» [+18]Retorno al hogar (Ruby)
Lun Mayo 19, 2014 4:45 pm por Holly Jones

» [+18] Everything is posible in Wonderland (Cyrus)
Lun Mayo 19, 2014 4:20 pm por Lucrezia A. Shayker

» Le dedico este video a...
Lun Mayo 19, 2014 3:46 pm por Lucrezia A. Shayker

» Hablemos de la serie!
Mar Mayo 13, 2014 6:45 pm por Regina Mills

» Registro de PB
Mar Mayo 13, 2014 4:00 am por Regina Mills

» Registro de cuentos de hadas
Mar Mayo 13, 2014 3:58 am por Regina Mills

Photobucket
Photobucket





The New York City


Titanic RPG Guardianes Image and video hosting by TinyPic Twilight Moon Photobucket Zelda rol Photobucket Darkest Night: El foro de rol de DC Comics Stanford University I am shadowhunter BelovedHogwarts London City RPG Fruit of the poisonous tree HOLYWELL CITY RPG Coso Random Cruel Intentions Time Of Heroes El ultimo cosmos Scorpion Flower Image and video hosting by TinyPic



.:Rosalina; Mother of the Stars:.

Ir abajo

.:Rosalina; Mother of the Stars:.

Mensaje por Rosalina Shayker el Sáb Jun 22, 2013 12:46 am


Rosalina Shayker;
Mother of the Stars

●  Apodos: "Mamá", Evangeline, Hada Azul
● Edad: Desconocida
● Edad aparente: 26 Años
● Raza: Diosa
● Sexo: Femenino
● O. Sexual: Heterosexual
● Ocupación: Madre de las Estrellas / Astróloga de Stoorybroke
● Nacionalidad: Desconocida
● Residencia: Observatorio Astral de Stoorybroke
● Clase Social: Media
● Personaje de Cuento: "Evangeline" - La Princesa y el Sapo
"Rosalina" - Galaxias de Mario/Mario Galaxy
● Lealtad: A las estrellas
● Familiares Directos: No posee
● Posesiones Personales: Un libro de cuentos donde una pequeña niña que se encuentra con una estrella parlante.
● Otros datos (FÍSICO):  Clemense Poesy / Rosalina (Mario Galaxy) Clic

Descripción Física

Adulta joven de gran estatura, contextura delgada y piel pálida como las estrellas. Facciones finas en el rostro, cabellos largos y rubios hasta la espalda, ojos del color de un azul firmamento profundos y de labios carnosos, además de sus cejas delineadas casi del mismo tono de su cabello. Aunque no lo parezca, posee buena resistencia física a pesar de mostrarse frágil como una hoja. Suele llevar trajes que mayormente son blancos, faldas, chalecos y uno que otro sombrero, así como faldas y en muy pocas ocasiones algo como un pantalón. De vez en cuando va con el cabello recogido, pero adora tenerlo suelto. Zapatillas y demás accesorios que varían según su atuendo, pero de todas sus prendas su favorita siempre ha sido un vestido liso y de un tono cyan, el cual porta una estrella en el pecho que va a juego con unos zarcillos en forma de la misma, así como también otro vestido blanco que parece portar plumas negras. También gusta usar una larga chaqueta, como para días lluviosos.

Descripción Psicológica

A primera vista podemos notar su naturaleza serena, tranquila, poco habladora, pero no es porque no le gusta de tener compañía, sino porque es bastante tímida. Siempre regala sonrisas incluso a los no deseados, aunque generalmente se le muestra algo neutral. Decidida y poco impulsiva, tiene grandes conocimientos por su tremenda curiosidad, a lo que le lleva ser también algo inquieta pero en la búsqueda del conocimiento. Una muchacha a la que no le gustan los problemas, prefiere mantenerse algo alejado de ellos a pesar de que siempre le llama un poco eso de la adrenalina y el peligro, prefiere quedarse tranquila a tener que correr algún daño físico. Fuerte, firme, segura de sí misma y tiene un gran don de la palabra y el sentido común. Es un poco infantil cuando se le toma confianza, aunque eso no significa que no sea bien madura para su edad, quizás demasiado. No le gustan las bromas pesadas, pero eso no evita que no le agraden. Inocente, pero no ingenua. Un poco torpe cuando se pone nerviosa, es bastante soñadora y tiene su cabeza puesta más allá de las nubes, por lo que también es algo imaginativa. No se sabría decir si es exactamente enamoradiza, puesto que nunca ha experimentado ese sentimiento como tal pero por tantas cosas que ella lee no es raro que en algún momento se haya imaginado a algún príncipe azul o algo por el estilo. Cariñosa, humilde, sencilla, solidaria y siempre pone la seguridad de los demás antes que la suya. A pesar de que esto le lleve a ser levemente impulsiva, posee cierto aire "maternal" a pesar de que nunca ha tenido algún hijo.


Virtudes:

  • Gran inteligencia
  • Capacidad de razonamiento muy alta
  • Tiene mucha paciencia
  • Sabe como eludir los problemas y/o resolverlos sin muchos conflictos
  • Conoce todo tipo de mapas, en especial los estelares
  • Tiene un gran sentido de la orientación



Defectos:

  • A veces es "lanzada" al peligro pero por su curiosidad
  • Al ser tímida, suele ser evasiva.
  • Aunque tenga un gran don de la voz, al principio no suele sostener mucho las conversaciones, así que podría decirse que también es callada.
  • A veces no conoce muy bien el espacio personal, pero no le agrada mucho que invadan el de ella.




Gustos:

  • Todo tipo de lectura, en especial lo relacionado a la lírica
  • Las estrellas y todo acerca del firmamento
  • La noche, puesto que le deja mirar las estrellas
  • El invierno, su estación favorita
  • Le gustan los espejos, pero es porque cree que sabe mirar "más allá de ellos"
  • Todo tipo de misterios
  • La paz y el silencio
  • Jugar con niños pequeños, debido a que siente una extraña corazonada




Disgustos:
 

  • El desorden o el caos
  • La maldad, aunque a veces es ciega para mirarlo
  • Que desobedezcan a algunas de sus peticiones (aunque a veces parezcan ordenes)
  • Ruidos fuertes
  • Todo tipo de crueldad y/o indiferencia hacia los más débiles y pequeños
  • Las noches tormentosas y/o noches en donde no se puedan admirar las estrellas
  • Que le quiten de sus manos cualquier tipo de objeto
  • Que tomen sus pertenencias sin permiso




Miedos/Fobias:

  • Claustrofobia




Debilidades:

  • Su libro, por alguna razón siente que no debe separarse de él
  • A veces, al poner la seguridad de los demás antes del que ella sea cual sea su bando, puede llegar a causarle muchas heridas
  • No sabe distinguir muy bien una emoción de otra





Historia

Dicen por ahí que había una muchacha que veía las estrellas cada noche con su madre, se dice que esa pequeña un día vio como su madre se marchaba, dicen por ahí que esa niña se sintió muy sola hasta que vio a una hermosa estrella. La pequeña, decidida a buscarla, vio como en un sueño su madre le abrazaba y le mostraba una vez más las estrellas, pero luego se le escapó de las manos cuando ella empezó a flotar hacia el espacio. Decidida a encontrarla, esa muchacha hace una nave espacial con sus manos que acaba estrellándose con un planeta no muy lejos de su casa. Por alguna razón podía respirar en ese planeta, pero sus lagrimas estelares empezaron a caer en cuanto se dio cuenta que no podría regresar a casa y no encontraría a su madre. Una pequeña mano se puso sobre su hombro, obligándola a girar hacia atrás para darse cuenta que una pequeña estrella, tan brillante y alegre, gentilmente le saludó y le preguntó del porqué lloraba.

 
Al principio se vio temerosa por ver que algo así le ocurría, pero la alegría de la pequeña estrella le hizo tomar confianza. Ambos se hicieron amigos, y ambos decidieron ir juntos por la madre de esa pequeña. Surcaron los cielos, vieron los firmamentos moverse y como los hilos del espacio iban cosiéndose poco a poco, sin embargo, había pasado mucho tiempo en que no encontraban a la madre de la pequeña, y eso hizo que pronto volviese a llorar. Destello, su pequeño amigo así como le había llamado, pronto empezó a llorar también, porque creía que si encontraba a la madre de la pequeña, también encontraría a su mamá. La pequeña le vio soltar lágrimas, lágrimas tan brillantes que podían verse con un telescopio a miles de kilómetros de distancia, y al ver como el pequeño de Destello estaba en llanto como ella, le abrazó y le pidió que por favor no llorase más. Pronto la pequeña estrella empezó a sonreír, llegando incluso a soltar un par de risas al ver como sus hermanos empezaban a acercarse. Estrellas, miles de estrellas, de todos los colores y tamaños rodearon a la pequeña, y en cuanto se dieron cuenta del abrazo de ambos, todos gritaron al mismo tiempo que su madre finalmente había aparecido.
 
A pesar de que ella dudase de ello, la pequeña decidió acompañar a los Destellos en la búsqueda de, ahora, un nuevo hogar. Ella y Destello construyeron un hermoso hogar para las demás estrellas, y una vez la familia unida, empezaron a surcar los mares como si fuera un barco al mar. Vivieron muchos momentos dulces, ¡Y esa familia crecía! Pero eso no significaba que la pequeña no siguiera extrañando su hogar. Una noche, en cuanto paseaban por la luna, la pequeña no pudo resistir al llanto y volvió a llorar, pidiendo ver nuevamente a su madre y al resto de sus amigos en la tierra. Ese llanto se escuchó por todo el lugar, y resonaba en cada sitio de la galaxia. Destello no quería verla llorar más, y sabiendo exactamente lo que haría feliz otra vez a su amiga, salió de su hogar para alejarse hacia el firmamento, donde allí se fundió con el hilo del espacio e hizo que su hogar lo rodease un hermoso azul, creando un portal que les permitía viajar a donde sea, y, antes de volverse polvo de estrellas, se despidió de su amiga y le dijo que siempre estaría con ella, unido porque la fuerza estelar estaba siempre a su lado.
 
Gracias a la ayuda de Destello, la pequeña muchacha volvió a sonreír, y para no decepcionar a su pequeño amigo sacrificado se quedó con las demás estrellas, cuidándolas durante mucho… mucho tiempo. La niña creció, así como sus estrellas poco a poco iban cumpliendo su labor de convertirse en otro pequeño pedazo del espacio, y aunque muchos habían partido para su misión, nuevas estrellas venían a su hogar para que se prepararan al ciclo de las estrellas, lugar que no tenía fin. La niña vivía en su hogar, un enorme planetario junto con las estrellas, siempre se colocaban al lugar de otra enorme estrella, a la cual llamaba Destello, justo en el lugar donde él se había sacrificado para que mirase desde ese lugar la tierra. Usando el telescopio que se llevó de su viejo hogar, se dio cuenta que muchas personas no eran felices, y cada noche le rezaban a ella y a las demás estrellas que por favor le ayudasen.
 
Impulsada hacia las suplicas de aquellos,  brillaba para los ojos de un pequeño y diminuto animal brillante pero con un gran corazón al que había cautivado su belleza por lo hermosa que era su brillo en el espacio e iba por todos los sitios que el cosmos les permitía visitar. Rosalina,  nombre de la madre de las estrellas, ha llegado incluso a encontrarse en situaciones donde requería a ayuda de un humano que había alcanzado su hogar con ayuda de las estrellas debido a que se habían llevado a su ser querido. Ayudando a ese pequeño humano, Rosalina acaba por enviar a sus estrellas a hacer de nuevo al mundo de aquel humano, debido a que se había enfrentado a las fuerzas oscuras y fueron víctimas de un horrible agujero negro.
 
Aún así, cuando habían cumplido su trato y debía marcharse para cuidar las estrellas, la joven no podía evitar sentir el llamado de más personas que le necesitaban, siendo obligada a quedarse. En un intento de ayudar una vez más al pequeño de madera, que una vez tuvo consciencia, no pudo predecir la llegada de un horrible mal que había azotado al nuevo mundo que ayudó a crear, atrapada en un manto de tinieblas que no tuvo tiempo siquiera de mirar al cielo estrellado, donde estaban sus pequeñas estrellas esperando a su mamá.
 
Despertó en una nueva tierra, lugar donde no recordaba su nombre sino hubiese sido porque esa noche las estrellas escribieron su nombre, y ella sentía que así es como se llamaba. Las estrellas le guiaban durante mucho tiempo, y en su nuevo hogar, Storybrooke, decidió ser allí donde de hospedara porque era el único sitio donde ella podía mirar las estrellas sin ningún problema. Gracias a su rápida instalación en el pueblo, construyó un planetario donde podía estudiar a sus nuevas amigas, y es su nuevo hogar. A pesar de que fuese un enorme lugar para tan solo una persona, esperaba pacientemente a que alguien le visitara. El planetario se podía mirar en casi todos los sitios del pueblo, en especial el telescopio, sin embargo; al ser un lugar construido a las afueras del pueblo, por alguna razón no recibía muchas visitas. Visitaba el pueblo de vez en cuando, se hizo amigo de muchos, y hasta donde ella sabía, no hizo enemigos.
 
Por las noches, veces en que miraba las estrellas, Rosalina se daba cuenta que las estrellas le hablaban como todas las ocasiones en que se veía, sin embargo, el mensaje de temor que tenían las pequeñas alarmó a la rubia. Estuvo en un tiempo de “cautiverio” en el observatorio, hasta llegar a ver como una horrible bola de humo púrpura empezaba a rodear todo el pueblo. Temerosa de pensar que era algo como un veneno, le suplicó a las estrellas su ayuda, y cerrando los ojos al ver como esa peste empezaba a rodear sus ventanas, lo último que recuerda es un brillo blanco que cegó sus ojos y la risa de muchos, muchos pequeños mientras que le decían “mamá”.
 
Abrió los ojos, pero nada había pasado. Todo parecía estar en orden, o al menos por su lado. Hace poco es que ha decidido salir, pero aunque todo había cambiado para el pueblo donde residía. Pudo admirar como una mujer se volvía una criatura con dientes y colmillos, como un hombre sacaba llamas de sus manos y también como una mujer transformaba hombres en ratas, ¡¿Qué estaba sucediendo?! El miedo y el pánico se apoderaron de Rosalina, obligándola a retroceder una vez más y tener miedo de encontrarse con otra de las alucinaciones que aquel humo posiblemente le había causado.
 

Una joven en Storybrooke que no cree en la magia, ¿Qué papel tiene entonces ella allí? ¿Será que han sido las estrellas que le dicen que hay algo para ella en ese mundo? ¿O solo ha enloquecido y perdió todo el sentido de la vista al ver esas imaginaciones? De cualquier modo, Rosalina; la madre de las estrellas y la 2da estrella a la derecha del firmamento… permanecía oculto bajo la consciencia de la temerosa muchacha que sigue sin creer hasta el día de hoy las cosas que ve cada vez que visita el pueblo de Storybrooke.

By Warp for SC

This is my fairytale story
avatar
Rosalina Shayker
#.Goddess
#.Goddess

Mensajes : 25
Edad : 19
Localización : Observatorio de Storybrooke

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: .:Rosalina; Mother of the Stars:.

Mensaje por Regina Mills el Sáb Jun 22, 2013 1:36 am

Ficha aceptada, bienvenida a Storybrooke


Evil is not born, it's made.



@CaroDark
avatar
Regina Mills
#.Queen
#.Queen

Mensajes : 572

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.