¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 63 el Mar Ago 01, 2017 3:07 pm.
Últimos temas
» Whispers of the truth (Cedric)
Dom Jun 01, 2014 6:47 am por Skias Lionheart

» ¿En verdad eres tu? {Shadow Shayker}
Jue Mayo 22, 2014 7:59 pm por Shadow Shayker

» Fallen Empires [peticion cambio de boton]
Jue Mayo 22, 2014 1:32 pm por Invitado

» [+18]Retorno al hogar (Ruby)
Lun Mayo 19, 2014 4:45 pm por Holly Jones

» [+18] Everything is posible in Wonderland (Cyrus)
Lun Mayo 19, 2014 4:20 pm por Lucrezia A. Shayker

» Le dedico este video a...
Lun Mayo 19, 2014 3:46 pm por Lucrezia A. Shayker

» Hablemos de la serie!
Mar Mayo 13, 2014 6:45 pm por Regina Mills

» Registro de PB
Mar Mayo 13, 2014 4:00 am por Regina Mills

» Registro de cuentos de hadas
Mar Mayo 13, 2014 3:58 am por Regina Mills

Photobucket
Photobucket





The New York City


Titanic RPG Guardianes Image and video hosting by TinyPic Twilight Moon Photobucket Zelda rol Photobucket Darkest Night: El foro de rol de DC Comics Stanford University I am shadowhunter BelovedHogwarts London City RPG Fruit of the poisonous tree HOLYWELL CITY RPG Coso Random Cruel Intentions Time Of Heroes El ultimo cosmos Scorpion Flower Image and video hosting by TinyPic



Magic is coming [Belle] (Flashback)

Ir abajo

Magic is coming [Belle] (Flashback)

Mensaje por Mr. R. Gold el Lun Feb 11, 2013 8:36 pm

Sus manos se aferraban al volante de su coche, conducía de forma rápida, mucho más rápida de lo que probablemente fuese el límite en aquel pueblo. Pero ¿quién lo iba a detener? La sheriff debía estar ahora de camino al hospital para ver a su hijo moribundo, la alcaldesa la estaba acompañando y los demás del pueblo estaba con sus labores. Nadie salvo él sabían que faltaba menos de una hora para que la maldición se rompiese. Nadie salvo él llevaba el único resquicio de magia que quedaban en este mundo. El huevo descansaba, sin abrir aún, en el asiento del copiloto. Los ojos del prestamista se separaban cada rato de la carretera. La maldición se rompería, él recuperaría su magia y podría entonces encontrar a Bae. Después de 300 años por fin podría encontrarse con su hijo.

Aparcó frente a la puerta de su casa y entró con cuidado en ésta, esperaba que Belle no lo notase, no quería dar explicaciones que conducirían a más mentiras. Cogería la llave para abrir el huevo y se adentraría en el bosque. Su inquilina no debía enterarse de su llegada. Después de que la maldición se rompiese probablemente ella no querría ni verlo, no tras haberla echado de su castillo, tras haberla tratado como la nada en su mundo y no tras no haberla buscado después de creerla muerta ¿Qué idiota creía a Regina? Él, solo él. Estos meses habían sido perfectos para él, tenerla de nuevo a su lado, disfrutar de su sonrisa, de sus ojos llenos de vida, aún a sabiendas de que ella no era su Belle. Por eso, después de tan buenos recuerdos, no podría soportar ver el odio que debía tenerle brillar en sus ojos. Sería demasiado.

Le fue fácil encontrar la pequeña llave dorada entre todos sus trastos, Gold conocía bien donde tenía cada una de sus cosas, por muy insignificantes que fuesen. Se marchó por la puerta, apenas había usado el bastón para no hacer consciente a Belle que estaba allí, y se metió en el coche para abrir el huevo. El frasco de poción brillaba en su interior y sus ojos chispearon de pura emoción. Magia, hacía 28 años que no veía magia alguna y esta precisamente era de la más pura.

Se metió el frasco en el bolsillo y se adentró en el bosque. No era consciente se cuándo se rompería la maldición, pero estaba seguro que sería antes de que sus pasos lo llevasen al pozo. La magia llegaría entonces a Storybrooke.


avatar
Mr. R. Gold
#.Wizard
#.Wizard

Mensajes : 322

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Magic is coming [Belle] (Flashback)

Mensaje por Bella French el Miér Feb 13, 2013 10:50 pm

Aquel día era el día. El día que marcaría el nuevo comienzo para los habitantes de Storybrooke. Claro que ninguno allí iba a ser capaz de imaginarlo. ¿Cómo podrían? Y aún así, se notaba en el ambiente, se respiraba en el aire. Todo había sido planeado mucho tiempo atrás por una mente maestra; la suya. ¿Cuál si no? Bella no podía ni llegar a atisbar lo que esa mañana representaba, aun cuando el propio cielo grisáceo parecía querer avisarlo. ”Se avecina tormenta”

Ese día el pueblo andaba revuelto en una mezcla de horror y esperanza, aunque esta última tardaría un poco en hacer su aparición estelar, como el príncipe que llega justo en el momento oportuno para rescatar a su amada de la torre. Al menos, eso es lo que siempre nos han enseñado las viejas historias. Pero quien haya leído conmigo este cuento desde aquel primer “érase una vez...” sabrá que no todos hablan de príncipes valerosos y princesas desvalidas. Algunos cuentan la historia de bestias cobardes y princesas transformadas en heroínas, ¿no es así?

El ruido de la puerta la distrajo de sus quehaceres, cualquiera que estos fueran, pues esto ahora mismo no era relevante. No. Algo más importante estaba a punto de suceder en aquel pueblecito perdido de Maine. El señor Gold había vuelto. Podría decirse que Bella lo había sabido porque era una cosa lógica pensar que el dueño de la casa entrase y saliese a placer sin tener que dar explicaciones a su invitada. Pero la verdad era otra, más relacionada con el extraño vínculo que la castaña parecía compartir con él. Tratar de explicar eso también resultaría inútil a no ser que creáis en cosas tan fantásticas, insólitas y sorprendentes como la magia o el amor verdadero. Pero si no creéis en ello, os diré que mejor dejéis de leer ahora. Si por el contrario sois de las personas que tienen fe en lo imposible, si sois de los que estuvisteis del lado de Henry Mills a lo largo de este cuento, y confiasteis en Emma Swan aún cuando ni ella misma lo hacía, entonces, este trovador os invita a que continuéis para ver cómo termina (o empieza, según se mire) la historia de una castaña soñadora y una Bestia que creía que no podía ser amada.

Como no podía ser de otra manera, Bella siguió al señor Gold. Lo seguiría hasta el fin del mundo, pensó, y darse cuenta de esa realidad le dio miedo, pues no sabía de dónde provenía pensamiento tan fuerte. Se adentró en el bosque, a una distancia prudencial de él. La humedad y el olor a pino subió por sus fosas nasales, sin perder de vista a la figura negra y delgada que cojeaba en dirección a ninguna parte. ¡Oh! Pero eso no era del todo cierto, pues el señor Gold sabía perfectamente a dónde le llevaban sus pasos.

El Pozo de los Deseos.

Llevaba allí años, ¡siglos, tal vez! Estaba ahí mucho antes de que el pueblo se levantara, o esa era la impresión que daba el ladrillo cubierto de musgo. El Pozo de los Deseos; testigo mudo de los sueños y penas de todas esas personas encerradas en una vida que no era la suya, y que ahora sería también vestigio de un reencuentro eternamente pospuesto hasta ahora.

Bella aguardó entre la maleza. Los lectores más avispados encontrarán fútiles similitudes con una escena antaño vivida. La castaña aguardaba y aguardaba. ”Se avecina tormenta”. Otra vez ese pensamiento la asaltó como una trampa. El viento, de pronto más salvaje, también lo anunciaba. Pero, ¿eran todas las tormentas peligrosas? ¿Acaso era una tormenta mal recibida después de veintiocho años de sequía?

¡Ah, y allí estaba! No se ha hecho de rogar la tormenta de la que os hablaba. Acudió de pronto, sin previo aviso; un pinchazo cruzó el pecho y el vientre de Bella. Tan fuerte y tan duro como una mano invisible. La joven se tambaleó y, por un momento, dejó de respirar, como si se estuviera ahogando.

Sus recuerdos

Bella contuvo la respiración, y se sujetó al tronco del árbol más cercano mientras la manada de rostros, nombres y experiencias vividas se vertían otra vez en su cabecita castaña. Y de entre todas las voces y palabras que volvían para hacerse escuchar, sólo una era la que sonaba más fuerte. La suya propia: ”Nunca dejaré de luchar por él”

-Rumpelstilstkin -murmuró con voz queda, casi sin aliento. Salió de su escondrijo, pues ya no tenía sentido seguir oculta. Ya lo había estado demasiado tiempo. Las lágrimas aún no derramadas hacían sus ojos más azules si cabe. Estaba ahí. Él estaba ahí, a tan sólo dos pasos. Bella lo miró como si no lo hubiera visto desde hacía veintiocho años, y en cierta manera, así era-Lo recuerdo. Lo recuerdo todo.


I’ve always dreamed of heroics, but I think it’s safer if I stick to my books. They’re the only adventures I know that have happy endings.


Spoiler:

Rumbelle <3 ¡Gracias Mei!:

avatar
Bella French
#.Princess
#.Princess

Mensajes : 508
Localización : Storybrooke

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Magic is coming [Belle] (Flashback)

Mensaje por Mr. R. Gold el Vie Mar 01, 2013 2:35 pm

A cada paso que daba su corazón se aceleraba un tanto. Había esperado demasiado para que esto pasase, habían sido más de una vida las que había vivido por su hijo y ahora, estaba cerca, no tan cerca como para poder verlo ya, pero lo suficientemente cerca como para comenzar ahora su búsqueda en este mundo. El chico le había huido ya por mucho tiempo, había postergado el reencuentro. Pero ya nada podría separarlos nunca más. Una vez él tuviese su preciada magia, una vez que su magia le mostrase el camino hacia él, finalmente podría salir del maldito pueblo y encontrarlo ¿Cómo no podía estar nervioso?

Frente a él apareció el pozo de los deseos, aquel pozo que iba a realizar su función por primera vez en los 28 años que aquí llevaba. Iba a concederle el deseo de traer magia a un mundo que no debería tener y, no por primera vez, se preguntó qué precio le iba costar aquella magia. Y como las otras veces, decidió que el precio no le importaba, todo precio sería mínimo comparado con las ganas del mago de encontrar a su hijo.

No fue consciente cuando la maldición se rompió. Notó el viento, pensó que pronto iba a llover, pero no pudo imaginarse que aquello fuese a ser el final de 28 años sin memorias. Su maldición se había roto hacía tiempo, tras la llegada de Emma, aquel primer encuentro que ellos habían tenido. Sus preciados recuerdos, sus objetivos, sus venganzas... sus amores. Todo había venido a él frente a demasiadas personas. Había permanecido estoico en ese instante, pero luego casi había sufrido un colapso en la privacidad de su coche. Nadie podía reprimir 300 años de recuerdos sin realmente acabar bastante mal.

De la nada escuchó su nombre. No "Mr Gold", aquel que había sido su nombre esto años. No, su verdadero nombre. Dejó de caminar, no era cualquier persona la que pronunciaba su nombre, era ella. Belle. Su princesa. Su amor verdadero. El corazón que antes había latido con rapidez ahora parecía no hacerlo a la vez que él se giraba para buscar su mirada. El mago no parecía más que un cervatillo frente a los faros de un coche, incapaz de acercarse a ella. No sabía qué esperarse de ella, no sabía qué decir ni qué hacer ¿Lo odiaba? ¿Deseaba su muerte como otros tantos? ¿Lo...amaba?

-B-Belle? -su voz no fue más que un susurro, podría haberse incluso confundido con la brisa de no ser porque sus labios se habían movido para tartamudear de forma frágil su nombre. No Miss French.


Spoiler:


avatar
Mr. R. Gold
#.Wizard
#.Wizard

Mensajes : 322

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Magic is coming [Belle] (Flashback)

Mensaje por Bella French el Vie Mar 08, 2013 9:51 pm

Quería reír, quería llorar. Quería abrazarlo, besarlo, sentir su contacto cerca. Y sus pasos, obedientes a esos deseos, la llevaron hasta él y se sumergió en un abrazo sincero, largamente esperado. El abrazo que los dos necesitaban, después de todo. Sintió su calor, y Bella enterró su rostro entre los cabellos de él, aspirando su aroma, ése que le había resultado tan familiar sin saber por qué, el que tanto había echado de menos sin ni si quiera saberlo. En ese momento, la castaña rompió a llorar en un sonido quedo. Pero no os preocupéis, amigos, pues no todas las lágrimas son amargas, y las de Bella en este momento eran de pura emoción. Lo abrazó con fuerza, como si temiera que pudiera volver a irse otra vez.

-Sí, soy yo -su rostro a escasos centímetros del de él, las manos de la castaña se entretuvieron acariciando sus facciones, vacilantes, sin creerse todavía que él estaba realmente allí.

Pero lo estaba. Era él. Su Bestia dorada.

Demasiado abrumada para hablar, lo único que podía hacer era reír. Reía porque estaba llorando, y lloraba porque era feliz. Una tranquilidad que no había experimentado desde hacía mucho tiempo la invadió. Con Rumpelstilstkin a su lado, después de todo este tiempo, olvidadas quedaban ya aquellas dolorosas palabras -un corazón vacío y una taza rota- No. Ahora era otra la melodía que su corazón cantaba. Porque era Bella, más que nadie en este mundo y en el otro, la que entendía el alma de la Bestia. La había tocado, la había sentido. ¡Diablos! Hasta se podía decir que, en cierto modo, la poseía.

”Entonces, ¿ya está? ¿Lo hemos conseguido?” El final feliz. Ah, pobre criatura. ¡Muchos desafíos habrán de suceder antes de eso! El camino todavía era largo, y no era fácil. Pero afortunadamente, ella era valiente. Siempre lo había sido.

-Estoy aquí -sus dedos temblorosos acariciaron con suavidad los labios de él. Y como si se tratase de una necesidad, como si fuese algo instintivo, como si se tratase de algo que ya hubiera estado predestinado, los labios de ella se encontraron con los de Rumpelstilstkin.

¿Cómo se describe un beso?

Cuánto los había echado de menos. Los dos encajaban como si hubieran sido creados para eso. Un ardor extraño la invadió, su estómago dio un vuelco y después... después no había nada más que la eternidad de ese beso, y Bella quedó abandonada a la agradable sensación que era tenerlo tan cerca. El cuerpecito de Bella temblaba, como si pudiera quebrarse en cualquier momento.


I’ve always dreamed of heroics, but I think it’s safer if I stick to my books. They’re the only adventures I know that have happy endings.


Spoiler:

Rumbelle <3 ¡Gracias Mei!:

avatar
Bella French
#.Princess
#.Princess

Mensajes : 508
Localización : Storybrooke

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Magic is coming [Belle] (Flashback)

Mensaje por Mr. R. Gold el Sáb Mar 23, 2013 2:48 pm

Rumpelstiltskin nunca había sido un hombre demasiado seguro de si mismo. Había vivido siendo el objeto de burlas desde muy pequeño hasta el final de su primera vida como campesino, primero por la mala fama de su padre y luego su propia mala fama. Como El Oscuro gracias a su magia y su poder había enmascarado aquella inseguridad, aquella baja autoestima, pero no lo suficiente como para haber caido más de una vez en las garras de la desesperación. Siendo Mr Gold, la gente le había tenido el miedo suficiente como para ni siquiera tener amigos, el miedo le había dado seguridad, se había creído incluso más confiado, con más autoestima. Sin embargo ahora, frente a esa mujer que había convivido con él durante este año, esa mujer que le había regalado los mejores momentos de estos 28 años, y ciertamente de toda su vida, quitando sus momentos con Bae. Frente a ella no era más que aquel niño asustado que había sido hacía mucho tiempo atrás.

Y, oh Dios, cuánto se alegró que fuese ella quien acortase la distancia, quien lo abrazase, quien le ofreciese el privilegio de estar en sus brazos. Porque de ser él, se hubiera quedado admirándola en la distancia, completamente paralizado hasta que se hubiera hecho de noche y ambos hubiesen tomado destinos diferentes. Sin embargo, él parecía tener el privilegio de una segunda oportunidad con ella sino de forma romántica de forma amistosa. Así que se aferró a su cuerpo con fuerza, como aquella vez que ella había llegado a su tienda después de haber muerto, supuestamente. Pero esta vez era ella, su Belle.

A regañadientes la dejó ir tan solo unos escasos centímetros, los suficientes como para que sus miradas se encontrasen y sus ojos oscuros se encontrasen con aquellos orbes azules que él tanto amaba. Sus dedos rozaron los labios de él y no pudo evitar entreabrirlos y mirarla boquiabierto, enviándole el cálido aliento a sus suaves dedos. Aliento que sin esperárselo acabaron compartiendo.

Nunca supo hasta ahora que había deseado tanto este momento. Sus labios se acoplaron a los de ella de forma exacta, y no pudo evitar recordar que justamente había pensado eso cuando ella se había atrevido a besarlo en su castillo. Pero no era el tiempo idóneo para recordar ese momento, sobretodo sus actos después de aquello. Este beso no tenía nada que ver. Él la amaba, ella lo amaba y no había nada más.

Sus brazos se envolvieron en el cuerpo tembloroso de su princesa, pegandola a él, queriendo sentir su calor, aquello que le decia que estaba viva y junto a él. Sino para siempre, hasta que ella decidiese que ya no quería a ese monstruo del que estaba enamorada. Porque él... él la amaría por siempre.


avatar
Mr. R. Gold
#.Wizard
#.Wizard

Mensajes : 322

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Magic is coming [Belle] (Flashback)

Mensaje por Bella French el Miér Abr 03, 2013 11:54 am

Los segundos, los minutos, las horas y los días podían haber llegado y haberse ido. Podía haber venido el fin del mundo, o el día del juicio final, o cualquier otro acontecimiento catastrófico -o no- que los humanos (no sólo de este mundo) habían inventado para predecir el fin de algo. Podía haber ocurrido todo eso delante de sus propias narices, que la castaña no hubiese sido consciente de ello. Porque sólo había una cosa que ahora ocupara su mente, y ni si quiera se hacía eco de los recuerdos que acababa de recuperar.


La castaña se perdió en las horas. A pesar de que lo había tocado, lo había besado, había convivido con él durante un tiempo en ese mundo extraño, todavía concebía a Rumpelstilstkin como un fantasma. Y verlo tal cual era, sin esa piel áurea, sin esos ojos ambarinos, no hacía si no aumentar tal sensación. Era él y no lo era. De su Bestia dorada se había perdido aquella sonrisa torcida, aquella chispa mordaz en sus ojos, aquella alegría diabólica que tanto lo caracterizaba y que Bella sabía que era sólo un escudo contra sí mismo. En esos momentos, la castaña comprendió que estaba viendo al verdadero Rumpelstilstkin; al hombre. Y el hombre parecía mucho más cansado, abatido y exhausto que la Bestia.


-Te he seguido aquí desde la mansión -reveló, separándose de él un poco, pero manteniéndose todavía cerca de él-¿Qué está pasando, Rumpel? ¿Por qué... por qué de repente puedo recordar? -frunció el ceño. Estaba confusa, abrumada todavía por lo que acababa de ocurrir. Los rostros de todas las personas que habían marcado su vida en su pasado en el Mundo Mágico todavía bailoteaban en su cabeza. Su padre, su prometido Gastón, el joven soldado que la ayudó a llevar víveres a su pueblo hambriento. Hasta su madre a la que no conoció. Todos ellos parecían fantasmas a su alrededor, más efímeros incluso que el que tenía delante ahora mismo. Alzó sus ojos azulados y dubitativos para mirarlo a él por décima octava vez. Si alguien sabía la respuesta, sin duda, era su Bestia dorada.


I’ve always dreamed of heroics, but I think it’s safer if I stick to my books. They’re the only adventures I know that have happy endings.


Spoiler:

Rumbelle <3 ¡Gracias Mei!:

avatar
Bella French
#.Princess
#.Princess

Mensajes : 508
Localización : Storybrooke

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Magic is coming [Belle] (Flashback)

Mensaje por Mr. R. Gold el Vie Abr 26, 2013 3:13 pm

Los segundos, o minutos, que sus labios estuvieron explorando los de ella, le pareció hasta ahora el momento más feliz de su vida. Todo quedó olvidado. Su dramático pasado, la maldición que corroía su negro corazón, los años perdidos buscando a su hijo... El hechicero solo era capaz de pensar en ella, en su princesa de cuento de hadas. Esa princesa que no le pertenecía y que, pese a todo, parecía seguir queriendo estar a su lado. Esa princesa que de no haber sido por culpa de él, ahora probablemente estaría felizmente casada con un apuesto caballero, ese caballero que él se había encargado de convertir en rosa en un acto meramente egoísta.

Pero todo lo bueno acaba y aquel beso no iba a ser menos. Por fortuna para él, ella no se separó demasiado y él pudo aún tener sus manos rodeando su pequeña figura y sentir su cálido aliento sobre su rostro. Sus ojos seguían cerrados y no se abrieron hasta que ella le preguntó sobre lo que pasaba. Justo entonces recordó a qué había venido y el pesado frasco que contenía la poción que acababa de robarle a Emma se hizo consciente en su chaqueta.

Abrió los párpados lentamente y la miró con aquel rostro cansado que era característico en su nueva personalidad. - La maldición se ha roto, mi querida Belle, todo el pueblo recuerda ahora -murmuró con voz extrañamente dulce, aún embobado y completamente fascinado con el hecho de que ella estaba frente a él, no aquella cáscara llamada Isabella French. No pudo evitar acariciar su mejilla antes separarse de ella.

- Vamos, tengo aún que hacer otra cosa -Su mano libre se aferró a su muñeca y tiró de ella para que lo siguiese hacia el pozo de los deseos. La soltó cuando llegaron al borde y sacó el frasco brillante que había guardado hasta entonces. Sus ojos brillaron al verlo y no pudo evitar sonreír leve con la anticipación. Su magia, su poder... volverían finalmente a él.


avatar
Mr. R. Gold
#.Wizard
#.Wizard

Mensajes : 322

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Magic is coming [Belle] (Flashback)

Mensaje por Bella French el Sáb Mayo 11, 2013 2:25 pm

Su mano aferró la suya y Bella lo siguió, porque lo seguiría hasta el fin del mundo. Todo cobró sentido en aquel leve instante, con aquella breve charla en el bosque. Encerrada durante veintiocho años entre cuatro paredes. Las cuatro paredes más frías en las que la castaña había estado nunca. Podría haber sentido rencor, odio o incluso rabia. Pero en aquel momento, aquellos pensamientos no podrían estar más lejos de su cabeza. A Bella le gustaba pensar que todo tenía su por qué, una razón de ser, de existir. Que los caminos perdidos podrían volver a reencontrarse otra vez. En aquel momento, la princesa lo estaba experimentando, sintiendo. Todo volvía a estar donde debería. Pero, ¡ah, dulce castaña! No hay que correr tanto. No en Storybrooke. Aquí nada nunca es como debería ser. O al menos, no todavía.

En el momento en el que su Bestia arrojó el botecito de cristal en el pozo, un leve viento se levantó, sutil y etéreo, y traspasó a la princesa con su brisa vaporosa. De pronto, en aquel instante, una nube de púrpura intenso se adueñó de aquel bosque, de aquel pueblo, reclamándolo como si fuera suyo propio, engulléndolo.

Magia. La magia había vuelto a Storybrooke.

O más bien, alguien la había traído de vuelta. Y por supuesto, ese alguien no podía ser otro que él, su Bestia dorada, el enano saltarín, aquel al que llamaban El Oscuro. Rumpelstilstkin. La castaña clavó su mirada azulada en él. Tan distinto y tan igual a como había sido. Magia. La que había sido su condena y maldición. La fuente de todos los dilemas y rompecabezas que habían liderado la relación de la Bella y la Bestia desde sus inicios.
-¿Por qué has hecho esto, Rumpel? ¿Por qué has traído la magia? -Bella preguntó aunque ya sabía la respuesta. La princesa sabía las respuestas mucho antes de que él fuera capaz de contestar, porque ella lo conocía, podía leerlo en sus ojos. Resentimiento, y muy al fondo, perdido en algún horizonte de su mente, también estaba el nombre de Baelfire, flotando, quemándolo a fuego lento. Bella temía, sus entrañas se encogían, ante la idea de que Rumpelstilstkin fuera capaz de dejarse llevar por el odio otra vez.


I’ve always dreamed of heroics, but I think it’s safer if I stick to my books. They’re the only adventures I know that have happy endings.


Spoiler:

Rumbelle <3 ¡Gracias Mei!:

avatar
Bella French
#.Princess
#.Princess

Mensajes : 508
Localización : Storybrooke

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Magic is coming [Belle] (Flashback)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.