¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 63 el Mar Ago 01, 2017 3:07 pm.
Últimos temas
» Whispers of the truth (Cedric)
Dom Jun 01, 2014 6:47 am por Skias Lionheart

» ¿En verdad eres tu? {Shadow Shayker}
Jue Mayo 22, 2014 7:59 pm por Shadow Shayker

» Fallen Empires [peticion cambio de boton]
Jue Mayo 22, 2014 1:32 pm por Invitado

» [+18]Retorno al hogar (Ruby)
Lun Mayo 19, 2014 4:45 pm por Holly Jones

» [+18] Everything is posible in Wonderland (Cyrus)
Lun Mayo 19, 2014 4:20 pm por Lucrezia A. Shayker

» Le dedico este video a...
Lun Mayo 19, 2014 3:46 pm por Lucrezia A. Shayker

» Hablemos de la serie!
Mar Mayo 13, 2014 6:45 pm por Regina Mills

» Registro de PB
Mar Mayo 13, 2014 4:00 am por Regina Mills

» Registro de cuentos de hadas
Mar Mayo 13, 2014 3:58 am por Regina Mills

Photobucket
Photobucket





The New York City


Titanic RPG Guardianes Image and video hosting by TinyPic Twilight Moon Photobucket Zelda rol Photobucket Darkest Night: El foro de rol de DC Comics Stanford University I am shadowhunter BelovedHogwarts London City RPG Fruit of the poisonous tree HOLYWELL CITY RPG Coso Random Cruel Intentions Time Of Heroes El ultimo cosmos Scorpion Flower Image and video hosting by TinyPic



A Christmas carol {Mr. R. Gold} Terminado

Ir abajo

A Christmas carol {Mr. R. Gold} Terminado

Mensaje por Bella French el Mar Dic 25, 2012 8:12 pm

"-Pero, tío: ¿una patraña la Navidad? -dijo el sobrino de Scrooge-. Seguramente no habéis querido decir eso.
-Sí -contestó Scrooge-¡Felices Pascuas! ¿Qué derecho tienes tú para estar alegre? ¿Qué razón tienes tú para estar alegre? Eres bastante pobre.
-¡Vamos! -replicó el sobrino alegremente-. ¿Y qué derecho tenéis vos para estar triste? ¿Qué razón tenéis para estar cabizbajo? Sois bastante rico
No disponiendo Scrooge de mejor respuesta en aquel momento, dijo de nuevo: "¡Bah!" Y a continuación: "¡Patrañas!""

(Fargmento de "Cuento de Navidad", de Charles Dickens)


El cielo había amanecido blanco aquel día. Casi tan blanco como la nieve que, a primera hora de la mañana, ya adornaba los tejados y los árboles de Storybrooke. La castaña nunca había tocado la nieve, ni la había visto tan de cerca como aquella mañana. Todo el jardín del señor Gold era un mar infinito de puro blanco, y eso que Bella tampoco había visto nunca el mar. Y supo entonces que aquel día era el momento perfecto para hacer lo que su cabecita castaña había estado planeando toda la semana a escondidas de su anfitrión.

A la mirada curiosa de la joven no se le había escapado lo que ocurría en ese mundo extraño y casi nuevo para ella en los últimos días. Todas las casas de alrededor estaban empezando a ser decoradas con luces, cintas y árboles, todo ello con multitud de colores y formas. Tan maravillada había quedado con eso que no pudo evitar hacerle la pregunta al señor Gold. "¿Por qué?". Era una pregunta sencilla, casi infantil, que siempre acompañaba esa parte de su carácter, de su naturaleza curiosa y ávida.
"Es la Navidad". ¡La Navidad, claro! Había oído hablar de ella a los enfermeros del hospital, había leído cosas acerca de tal celebración. Pero nunca jamás la había vivído.

El señor Gold hablaba de la Navidad con desgana y distanciamiento. Como si en realidad esa fiesta no fuera con él. Como si no perteneciese al mismo círculo que todas aquellas gentes de al lado, con sus casas rebosantes de colores, en el que el rojo era el predominante. Bella no entendía cómo una cosa tan hermosa no provocaba el más mínimo interés ni incitaba si quiera a una sonrisa ladeada al señor Gold. "Ya lo sé. Es porque nunca ha tenido a alguien que le enseñe. O puede que lo tuviera y lo ha perdido"

Y cómo no podía ser de otra manera, Bella tenía que ser ese alguien. La castaña quería ver la casa iluminada con luces de colores, con campanas de oro y con renos de madera. Quería ver la alegría del señor Gold, porque, ahora que lo pensaba, nunca o casi nunca lo había visto reír.

Salió del pueblo aprovechando las idas y venidas del señor Gold. No quería que se enterase de que había salido sin su permiso (aunque eso era algo que, tarde o temprano, él sabría), pero, ante todo, no quería estropear la sorpresa. Después de todo lo que él había hecho por ella (y a pesar de su sobreprotección casi enfermiza), era lo menos que la castaña podía hacer.

Faltaban escasos minutos para que el señor Gold apareciese por la puerta, y Bella estaba apurando los últimos decorados. Le pareció que el árbol era el más verde y bonito que había visto (aunque, en el fondo, había visto pocos), y lo había decorado con toda la finura y maña de la princesa que antes fue. Cualquiera abría sonreído al ver ese árbol tan magnífico, a cualquiera se le hubiera acelerado el corazón ante estampa tan hermosa. Pero cualquiera no era el señor Gold.

Nervios y excitación cuando la castaña escuchó la puerta abrirse.

Tenía que ponerla xDDD:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]



Última edición por Bella French el Jue Ene 31, 2013 9:24 pm, editado 1 vez


I’ve always dreamed of heroics, but I think it’s safer if I stick to my books. They’re the only adventures I know that have happy endings.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Rumbelle <3 ¡Gracias Mei!:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Bella French
#.Princess
#.Princess

Mensajes : 508
Localización : Storybrooke

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Christmas carol {Mr. R. Gold} Terminado

Mensaje por Mr. R. Gold el Jue Dic 27, 2012 2:25 pm

Si había algo que Storybrooke sabía era que al Señor Gold, no le gustaban los inviernos en Maine. Me volvía mucho más avaro y arisco en este tiempo, como si me molestase en exceso la felicidad que esta época solía traer. Y este año, con mis recuerdos de la otra vida danzando en mi mente de nuevo, mi humor era mucho peor que otros años y eso le había costado el embargo de algunas pertenencias valoradas en un buen pico a un par de habitantes del pueblo. A mi me había costado un rayón en el coche, desde la puerta delantera a la trasera. Pero era algo a lo que ya estaba acostumbrado, tenía un buen líquido en la tienda para quitar los arañazos de la carrocería de mi Cadillac.

La pregunta era ¿por qué odiaba yo este tiempo? La respuesta era mucho más complicada. Probablemente, si alguien se atreviese a preguntarme, lo achacaría a que la rodilla solía dolerme más en invierno. Pero la verdad era mucho más triste. La verdad era que, pese a que no gustaba de socializar, me sentía solo. Y este año, para más inri, añoraba a mi familia, o a lo que quedaba de ella. Que Bella estuviese en casa empeoraba aún más la ecuación. Porque yo no era más que un desconocido que la había acogido, y yo me moría de ganas de hundirme en sus brazos y aspirar aquel aroma que me volvía loco.

Miré la hora y volví a la tienda, tomé el susodicho líquido y la cerré hasta mañana. No llegué a casa hasta una hora después, habiéndome entretenido en quitar la marca y en comprar la cena en Granny's. Solía tener la rutina de hacer la cena yo o ella, pero hoy quería sentarme en el sofá, ver la televisión con tranquilidad y dormirme frente a la chimenea con una copa de whisky en la mano.

Solté el pesado abrigo en el perchero, las llaves en la mesa de la entrada y los zapatos junto a los de ella que estaban manchados de agua reciente, lo que indicaba que había salido esta tarde pese a mi insistencia en que no lo hiciese. - ¿Señorita French? - Nunca la llamaba Bella o Isabella y ella nunca me había preguntado mi nombre así que seguía llamándome "Señor Gold", todo demasiado formal y muy artificial para mí.

Cojeé hasta el salón, donde vi luz, pero me quedé estático en el umbral de la puerta visiblemente sorprendido al ver aquel enorme árbol decorado plantado en la sala. - ¿Por qué hay un árbol de navidad en mi salón? - pregunté sin poder evitar sonar molesto, lo estaba. No me gustaba la navidad, creía que le había quedado claro cuando días atrás lo habíamos hablado.


Spoiler:
hahahaha es genial ese montaje!


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Mr. R. Gold
#.Wizard
#.Wizard

Mensajes : 322

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Christmas carol {Mr. R. Gold} Terminado

Mensaje por Bella French el Dom Dic 30, 2012 1:33 pm

La puerta se abrió, y Bella escuchó los tibios pasos del señor Gold acercarse. La llamó "señorita French", como siempre hacía. A la castaña no le molestaba ese hecho, aunque hubiera preferido que la llamase por su nombre de pila, porque cada vez que escuchaba "French" le hacía pensar en su familia. En su supuesta familia, que tendría que estar en algún lugar. La familia que la había abandonado en aquel hospital psiquiátrico.

Pero no eran momentos aquellos para dejarse vencer por las dudas o el temor. Era Navidad, con todo lo que aquello suponía. Era una época de sosiego y calma, para compartir con los más queridos. Y, en estas últimas semanas, el señor Gold se había convertido en casi todo su mundo. De alguna forma, Bella se sentía en deuda con él, pero no de la manera en la que otros lo estaban. No. Allí no había dinero, ni favores de por medio. En muchas ocasiones le había dicho el señor Gold que ella no tenía por qué deberle nada.

Cuando comprendió el verdadero significado de aquella época del año, la castaña decidió que no iba a dejar que Gold lo pasase solo y triste. No sabía qué era lo que a su anfitrión lo afligía tanto de las navidades, pero la castaña estaba dispuesta a borrar esa mirada consternada, que se empeñaba en disfrazar con indiferencia y apatía.

Supo, por su tono de voz molesto y por la mueca de su rostro, que no había causado el efecto que pretendía. Pero eso Bella se lo había imaginado ya de antes. Sin embargo, no dejó que el desconcierto del señor Gold apagase la ilusión vivaz de sus ojos azules.
-Ya sé... ya sé que me dijiste que no te gustaba la Navidad, y que no entendías por qué todo el mundo se ponía como loco a comprar y decorar sus casa con luces horteras -contestó, casi parafraseando sus palabras-Pero tampoco lo puedes saber si nunca has probado a tener un árbol de Navidad en casa. Mira ven -Bella se acercó y lo cogió del brazo para acercarlo más al árbol, que era de tonalidades blancas y rojas-¿No te gusta? Si quieres puedo cambiar alguna bola o cinta, han sobrado unas cuantas.

Pero en el fondo, Bella sabía el por qué de la molestia de Gold. No era sólo por el hecho del árbol en sí, si no también porque la castaña había salido sin su permiso. A la castaña no le gustaba enfadar al señor Gold, pero la joven era una mujer de impulsos. Y odiaba estar encerrada, y aunque todavía no se lo había dicho al señor Gold porque sabía que, en parte, era más seguro para ella estar dentro de la casa, aquel internamiento le recordaba demasiado al psiquiátrico, y aquello la ahogaba.
-Salí el otro día a comprarlo todo -confesó, porque odiaba tener que mentir al señor Gold y porque, en definitiva, él ya se habría imaginado que aquellos abalorios no habían aparecido por arte de magia-Pero fui discreta, y Regina no estaba por el pueblo

De pronto, tenía la sensación de que lo había hecho todo mal, y de que, tal vez, no había sido tan buena idea lo del árbol de Navidad. Miró al señor Gold con rostro inquieto.
-¿Estás enfadado?


I’ve always dreamed of heroics, but I think it’s safer if I stick to my books. They’re the only adventures I know that have happy endings.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Rumbelle <3 ¡Gracias Mei!:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Bella French
#.Princess
#.Princess

Mensajes : 508
Localización : Storybrooke

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Christmas carol {Mr. R. Gold} Terminado

Mensaje por Mr. R. Gold el Jue Ene 03, 2013 5:27 pm

La escuché durante toda aquella larga explicación. Y sí, podría decir que sus palabras hicieron efecto en mi ennegrecido corazón, pero mentiría si así lo dijese. Ella era tenía una buena oratoria, no se lo negaba. Pero no eran sus palabras las que siempre me convencían, sino su rostro. Su mirada llena de ilusión, aquellos ojos brillantes y repletos de vida que me recordaban a mi joven princesa y no a la mujer que era actualmente, eran los que acababan de convencerme ¿Quería un árbol? ¡Tendría un árbol?

Su mano cálida tomó mi frío antebrazo y aquel mero toque me hizo estremecer inconscientemente, probablemente incluso ella pudo haber notado aquello. Pero no aparté su mano, me recordaba demasiado a las caricias que ella me regalaba años atrás en mi castillo, cuando mi ruda y tosca piel verde parecía mucho más horrible bajo la impecable piel perlada de ella.

- El árbol es perfecto - murmuré esforzándome porque mi voz no sonase demasiado afectada. Debía de ser patético a sus ojos, sabía que ella nunca diría nada al respecto porque era una persona muy prudente, pero su mente debía pensarlo igualmente. Un hombre hecho y derecho, estremeciéndose con el mero roce de sus dedos, un contacto que las personas normales intercambiaban a menudo. - ¿Dónde has conseguido el dinero? - pregunté curioso, mirando el árbol con interés. No parecía ser una pieza barata y era, verdaderamente, un derroche de dinero bastante hermoso. Pero ¿qué esperaba de aquella mujer que había aportado luz a mi oscuro castillo? Y eso hacía ahora con mi casa, a base de flores colocadas aquí y allá.

Y, por supuesto, estaba el tema de sus salidas. Un tema que no quería tocar porque ella conseguiría ablandarme y concederle el deseo irrefrenable que ella tenía de conocer mundo. - Si ella te hubiera visto ya me habría enterado - comenté mirándola con el rostro mucho más relajado que antes. Con total probabilidad ella estaría ahora encerrada de nuevo en el asilo si así hubiese sido. Y yo estaría desquiciado por haberla perdido de nuevo.

- No estoy enfadado, aunque lo estaré si te dedicas a decorar toda la casa con lucecitas fantasiosas - gruñí más en broma que en serio, con una leve sonrisa asomándose en mis labios.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Mr. R. Gold
#.Wizard
#.Wizard

Mensajes : 322

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Christmas carol {Mr. R. Gold} Terminado

Mensaje por Bella French el Lun Ene 07, 2013 11:15 am

"El árbol es perfecto"

En aquel momento, después de que el señor Gold pronunciase esas palabras, el rostro de Bella se relajó, dando paso a una de sus sonrisas, aquellas que regalaba y daba siempre sin ningún motivo aparente. Pero el motivo era que estaba feliz. Siempre estaba feliz porque había salido de ese psiquiátrico.
-Me alegro de que te guste. No sabía exactamente cómo hacerlo, me fijé un poco en el de los vecinos -se encogió de hombros con expresión divertida.

Estaba radiante. Y no, no me refiero a su aspecto externo. Estaba radiante por dentro. De pronto, sintió que se había liberado de un gran peso, no sabía exactamente cuál. O puede que no fuera ésa la mejor manera de explicarlo... era, simplemente, una hinchazón irrefrenable del espíritu, aquel espíritu inquieto y danzarín. Poco a poco, Bella iba recuperando su naturaleza, la esencia de la que antes fue. La princesa aguerrida y peculiar que se había enamorado de una Bestia.

-Una tiene sus trucos -respondió medio bromeando a la pregunta de él. Era obvio que el dinero lo había sacado de alguna parte, y ésa había sido una de las vecinas que había conocido hacía tan sólo escasos días. Se llamaba Aurora y vivía a tan sólo unas cuatro casas de distancia, y se había prestado sin reservas a ayudarla un poco, por su antigua amistad, aunque Bella no lo supiera todavía.


Y ahí estaba. La sonrisa que la castaña llevaba esperando, y por la que había preparado todo aquéllo. Era una sonrisa ladeada, sutil, casi imperceptible. Muchos tal vez la hubieran confundido con una simple mueca, pero Bella sabía que aquélla era la sonrisa del señor Gold. La castaña sonrió a su vez.
-Has sonreído. Nunca antes te había visto hacerlo -dijo la muchacha simplemente, y era verdad. Desde su llegada a la casa del señor Gold, Bella lo había visto confuso, asustado, enfadado, ausente, disgustado, tenso... Pero nunca tan tranquilo y relajado como en ese momento. Ni si quiera la revelación de ella de que había salido sin su permiso había conseguido amedrentar esa sensación. Luego, Bella continuó con la conversación inicial, como si nunca hubiera dicho nada:-Está bien, entonces tendré que esconder el reno gigante para el próximo año -bromeó.


I’ve always dreamed of heroics, but I think it’s safer if I stick to my books. They’re the only adventures I know that have happy endings.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Rumbelle <3 ¡Gracias Mei!:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Bella French
#.Princess
#.Princess

Mensajes : 508
Localización : Storybrooke

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Christmas carol {Mr. R. Gold} Terminado

Mensaje por Mr. R. Gold el Miér Ene 09, 2013 1:50 am

Sus sonrisas siempre habían sido algo que habían hecho que mis rodillas amenazasen con hacerme caer al suelo. Años atrás, en mi castillo, cuando había pensado que ella se pasaría los días llorando o intentando escapar, la primera vez que me había regalado una sonrisa sincera antes de marchase del salón, me había quedado mirando al lugar donde ella había desaparecido un total de 30 minutos sin hacer, decir o pensar nada. Y pese a que aquellas sonrisas comenzaron a ser parte de la rutina, al igual que verla danzar de un lado a otro de mi castillo o ver sus ojos llenos de vida mirarme con algo que antes no había identificado como amor, pese a todo... nunca me había acostumbrado. Aún ahora, aun sabiendo que ella no era la hermosa princesa que amaba, su sonrisa me descolocaba.

La miraba en un silencio contemplativo. No podía evitar pensar en ella, mi Belle, al ver el brillo en su mirada. Y, como tal, no podía evitar tampoco el comportarme de manera diferente al hombre hosco que era el Señor Gold - ¿Esos trucos incluyen a la Srta Morris? - pregunté alzando una ceja. Si ella creía que podía hacer y deshacer a su antojo sin que yo me diese cuenta, la tenía muy clara. Muchos en el pueblo decían que Regina tenía ojos en todos lado, pero también decían lo mismo de mí. Tenía mis contactos y ya había avisado a la mayoría de que vigilasen las entradas y salidas de mi querida huésped.

"Has sonreído"

¿Lo había hecho? Al parecer su yo interior, aquel hombre/bestia que amaba a la mujer que tenía en frente suya, había aparecido debido a que me había relajado. No recordaba las veces que había sonreído de forma verdadera, al igual que lo acababa de hacer ahora, en estos 28 años, pero apostaba a que no eran muchas. - Si me has visto hacerlo - respondió a sabiendas de que ella tenía razón.

Me moví más cerca del árbol y tomé una bola en la mano, una rojiza como los labios de ella, labios en los que no debía estar pensando ahora mismo... ni nunca. - Será mejor que lo hagas o juro que lo quemaré - respondí continuando con la broma ¿habíamos bromeado alguna vez? ¿había estado yo lo suficientemente relajado con ella para así hacerlo? Lo dudaba.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Mr. R. Gold
#.Wizard
#.Wizard

Mensajes : 322

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Christmas carol {Mr. R. Gold} Terminado

Mensaje por Bella French el Sáb Ene 12, 2013 1:41 am

Poco a poco, la sonrisa fue desapareciendo, quedando sólo los restos amables de una mirada por lo general taciturna. Pero para la castaña había sido suficiente, sin embargo, poder ver la sonrisa, aunque fuese ladeada, del señor Gold. No reparó en cuánto le había importado ese dato hasta poco después.

Parecía de locos, pero Bella tenía la sensación de que esa nimiedad era todo lo que habría necesitado en esos momentos. Contempló el árbol un momento, acompañando la mirada del señor Gold, pero en realidad, no era el árbol lo que estaba mirando. Era al hombre que tenía a su lado. Era extraño cómo muchas veces se encontraba pensando en él de manera esporádica, casi fortuita aunque en el fondo no lo era. Había algo en esa figura de bastón cansando que le reportaba una tranquilidad inexplicable. Un sosiego que Bella no conocía y creía que no lo haría nunca.
La joven castaña juraría que podría quedarse horas así. No sabía ella que ya en otra vida había compartido momentos parecidos con aquél que ahora mismo estaba a su lado. Momentos en los que ninguno de los dos hablaba porque no hacía falta, y sólo el crepitar de una hoguera perdida en un castillo lejano era el único testigo de las andanzas de la Bella y la Bestia.


El señor Gold volvió a hablar, y esta vez, Bella se giró entre sorprendida y divertida a la vez.
-¿Cómo lo has sabido? -inquirió curiosa, con los ojos entornando los ojos-¿Acaso tienes poderes de los que no me has hablado...o eres tan buen espía? -y rió, sin ni si quiera saber hasta que punto con sus palabras, la Bella se había acercado tanto a la realidad misma-Ella ha sido simpática conmigo. La conocí hace algunas semanas cuando salí al jardín y ella estaba de paso. Sé que no dirá nada, confío en ella -concretó para relajarlo. Si había algo de lo que Bella pudiera presumir es que tenía un sexto sentido para detectar el bien en las personas (como hace mucho, mucho tiempo hiciera con su Bestia). La castaña se negaba a percibir el posible mal que acechaba a toda alma. Igual, “presumir” no haya sido la palabra indicada, pues en más de una ocasión, ése mismo empeño en sólo apreciar el lado bueno de la gente le había llevado a jugar malas pasadas.

-No creo que lo hicieras -dijo, posicionándose a su lado. Él había tomado una bola entre sus manos, una bola roja, tan brillante, que sus dos figuras podían verse reflejadas en ella entre colores rojizos y dorados. Como si fueran dos seres etéreos. Las palabras habían salido suaves de su boca, suaves, relajadas, convencidas. Era increíble la fe que Bella tenía en su Bestia, aún incluso en este mundo donde a penas ambos se conocían.

Como en un acto reflejo, la castaña siguió la mano del señor Gold y ambas terminaron rozándose en medio de esa bola de Navidad rojiza y dorada. Fue un contacto breve, como breve fue el tiempo que Bella estuvo sin respirar durante esos momentos. Luego, la que antes fuese princesa apartó la mano, aturdida por un momento por lo que le acababa de pasar. Y no tenía sentido; había sido sólo un roce. Sólo

Una vez que hubo recobrado el control de sí misma, Bella sacudió la cabeza y emitió una tímida sonrisa, al tiempo que recordaba que la sorpresa no había acabado, no del todo.
-Ah... tengo algo para tí también -corrió a la mesa del salón, donde descansaba una bolsa con un paquete envuelto dentro. Lo había envuelto ella misma. En la tienda se habían ofrecido a hacerlo, pero Bella había preferido hacerlo por sí misma. Sólo para disfrutar del tacto del papel que nunca había sentido antes-Toma. Ábrelo -dijo sin poder disimular su emoción. Era un libro, por supuesto. Canción de Navidad, de un tal Charles Dickens. Bella no lo había leído (porque en el hospital no le traían demasiados libros), pero Aurora le había comentado que le vendría como anillo al dedo al señor Gold, y a continuación, se había reído. Bella no entendió la broma.


Spoiler:
Siento la tardanza y la caqui de post >.<, pero es que llevo unas semanas que un trabajo para la Uni me chupa todo el cerebro xD. Prometo que el próximo será mejor Very Happy


I’ve always dreamed of heroics, but I think it’s safer if I stick to my books. They’re the only adventures I know that have happy endings.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Rumbelle <3 ¡Gracias Mei!:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Bella French
#.Princess
#.Princess

Mensajes : 508
Localización : Storybrooke

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Christmas carol {Mr. R. Gold} Terminado

Mensaje por Mr. R. Gold el Mar Ene 15, 2013 5:01 pm

Hubo un momento en el que el silencio fue todo lo que nos envolvió. Y no pude evitar que mi mente viajase a esa otra vida que ella y yo habíamos compartido. Me solía obligar a no hacerlo, normalmente era demasiado doloroso el recordar esos momento ahora que ella ni siquiera sabía cual era mi nombre. Pero no pude controlar que mi mente asociase este momento de silencio cómodo, tranquilo y relajado en el que ambos simplemente no decíamos nada y nos limitábamos a disfrutar de la presencia del otro, con esos momentos que también habíamos compartido en mi castillo. Había veces que, en las mañanas, solíamos tener momentos así. Y era mucho mejores que cualquier otro momento que pasase en todo el día. Siempre recordaba las mañanas así.

Sabía que la estaba mirando y sus labios dibujaron una sonrisa torcida, orgullosa y altanera, de esas que él guardaba para cuando la gente se sorprendía precisamente de lo mismo que la castaña ¿Cómo podía él, que supuestamente no se movía de la tienda para nada en todo el día, saber todo lo que pasaba en el pueblo? - Digamos que tengo contactos que me deben algunos favores -comentó mirándola de reojo. Sus ojos brillaban con esa malicia divertida que antaño había tenido el duende que dormitaba dentro de él. Su joven inquilina confiaba en la vecina. No la culpaba, Morris tenía ese rostro que te decía que nunca había roto un plato. Pero igualmente, la tendría vigilada y a la mínima que intentase abrir la boca... bien, eso ya lo pensaría más adelante. - Confío en que la Señorita Morris guarde nuestro secreto - "Por su bien", continué la frase en mi mente. De nada servía asustarla ahora cuando nada había pasado.

Ahora fue él el que la miró sorprendido. La naturalidad de su afirmación le dejó extrañado y, sin saber por qué, su corazón comenzó a latir con una rapidez inusitada. Y casi pensé que se me iba a salir de pecho cuando su piel rozó la mía. Ya no la miraba, sino que seguía fijo en la bola, ahora mirando la unión de nuestros dedos. Una unión simple, casta, pero que desataba en mí más que cualquier otro contacto. - No, yo tampoco lo creo - mi voz, ya de por si grave, sonó más ronca esta vez. Afectado. No le mentía, dudaba realmente que si ella me pedía decorar la casa con luces de colores, fuese capaz de negarme.

Tan rápido como comenzó, terminó, y me quedé añorando la suavidad de su piel contra la mía. Aproveché para recomponerme mientras ella iba por a saber qué. Tal vez había comprado otro adorno, quizás uno de esos muñecos enormes de Santa Claus o quizás calcetines para poner sobre la chimenea. Pero nunca me imaginé que ella me hubiese comprado un regalo. Lo tomé pero no lo abrí, de nuevo sorprendido.

- ¿Y eso? - No recordaba la última vez que alguien me había regalado algo. De hecho dudaba que en mis más de 300 años eso hubiese pasado sin un trato de por medio.


Spoiler:
no seas boba, a mi me ha encantado!


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Mr. R. Gold
#.Wizard
#.Wizard

Mensajes : 322

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Christmas carol {Mr. R. Gold} Terminado

Mensaje por Bella French el Jue Ene 17, 2013 9:33 pm

No había nada parecido en ninguno de los dos mundos que se pudiera comparar a la simple belleza de ese gesto que, proveniente de un corazón tan verdadero, resultaba casi una blasfemia no sentir una paz infinita en el alma, y no por en árbol en sí, pues al fin y al cabo un árbol es un árbol y ya está. Pero en las intenciones escondidas bajo aquel abeto iluminado estaba el secreto para apaciguar el desasosiego helado de una Bestia. Secreto que sólo Bella había llegado a comprender, y aún lo seguía haciendo a pesar de la pérfida amnesia a la que estaba sometida. Y es que, ¡cualquiera hubiera dicho que debajo de ese cuerpecito tembloroso y frágil aguardaba la única alma capaz de serenar tal monstruo! Que con un sólo murmullo de su voz, como música de flauta, la Bestia quedaba quieta, serena y sometida a un poder que ni en los siglos que había vivido (ni viviría) podía soñar la Bestia en poseer, pues como una venda en los ojos, su arrogancia y cobardía hacían de la Bestia un ser incapaz de querer ver que sólo había un poder que mereciese la pena dominar tanto en este mundo como en el suyo propio. Y digo querer porque ver él veía. ¡Y tan bien lo había visto que trató de expulsar a la joven castaña de su vida; olvidarla, repudiarla, reprimir sus recuerdos! Pero tan fuerte era este poder del que os hablo que, fíjaos que hasta después de hacer lo imposible, ahí estaban ambos; Bella y Bestia apreciando juntos la belleza de un simple y estúpido árbol de Navidad.

Pero volvamos, después de tantas reflexiones, recuerdos y elucubraciones-poéticas o no-, al mundo presente que no debería serlo, porque ninguno de ellos pertenecía allí, y la Bella y la Bestia menos que ningunos otros.

La castaña se encogió de hombros. ¿Acaso había una respuesta que justificase tal arranque de espontáneo despilfarro? Una no, ¡muchas! Podía decir que porque era Navidad y era lo que se tenía que hacer, podía decir que era por agradecerle todo lo que estaba haciendo por ella, podía decir que sólo quería ver engordar un poco más las estanterías del salón. Podría decir tantas cosas y todas y ninguna serían correctas. Pero de todas ellas, Bella escogió la que le pareció la más acertada.
-Bueno, porque sí -respondió sencillamente-Sé que todavía no es el día exacto para dártelo, pero no quería esperar tanto. Venga, ábrelo -lo instó sonriente.

Spoiler:
Aiiiins. Muchas graciaaas Rolling Eyes


I’ve always dreamed of heroics, but I think it’s safer if I stick to my books. They’re the only adventures I know that have happy endings.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Rumbelle <3 ¡Gracias Mei!:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Bella French
#.Princess
#.Princess

Mensajes : 508
Localización : Storybrooke

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Christmas carol {Mr. R. Gold} Terminado

Mensaje por Mr. R. Gold el Mar Ene 29, 2013 9:34 pm

Sus dedos bailotearon sobre el papel adornado con motivos navideños que envolvía el paquete. Sus ojos se clavaban en los de ella en busca de una respuesta más adecuada que la que le estaba dando ella. "Porque sí" no le convencía. Nadie regalaba sin motivos y, mucho menos, nadie le regalaba a él algo sin tener un motivo oculto. Ni siquiera en su mundo, cuando no era más que un pobre hilandero había recibido regalos. También era culpa de que su familia no nadaba precisamente en la abundancia en aquella época, pero aún así, ni un mísero presente en sus más de tres siglos de vida. Que le regalase ella algo era feliz a la vez que trágico. Todo a su al rededor lo era desde que ella había vuelto.

Finalmente y tras un mero asentimiento como respuesta, desenvolvió el regalo con pulcritud, quitando los trozos pegados y logrando que no se rompiese ni un pequeño trocito del papel. A ojos ajenos, probablemente de la castaña, le podría parecer desesperante. Había tardado demasiado tiempo en quitar el envoltorio, pero esa parsimonia era algo que delataba su actitud siendo "Gold" y no "Rumpelstiltskin".

- "A Christmas Carol" -leyó el título en voz alta y segundos después soltó una ronca carcajada. La ojiazul podía decir que no recordaba nada de quien era, pero había veces en las que él sospechaba que le mentía. Era absurdo, evidentemente no tenía ni idea de que él era un ser mágico y ella una princesa, pero justamente este regalo era muy de su Belle. Un libro y, además, éste que lo identificaba tanto a él con el personaje. - ¿Es esto una indirecta, Srta French? -su tono era divertido, incluso sus ojos brillaban por ello.

Tomó el libro y le hizo un gesto con la cabeza para que lo acompañase - Venga, hoy hago yo la cena, como regalo de Navidad adelantado - anunció antes de que su enjuta figura se perdiese por la puerta que conducía hacia la cocina. Normalmente no cocinaba él. Solía traer comida de Grannys, como había hecho justamente hoy, o cocinaba ella. Así que realmente el prestamista esperaba que apreciase el gesto de amabilidad.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Mr. R. Gold
#.Wizard
#.Wizard

Mensajes : 322

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Christmas carol {Mr. R. Gold} Terminado

Mensaje por Bella French el Jue Ene 31, 2013 9:24 pm

La expectación era palpable en los ojos azulados de la castaña. Nunca había hecho éso, nunca había regalado nada a nadie. No, al menos que ella recordase. Aurora había sido muy amable al ofrecerse a acompañarla. Lo cierto es que había algo en la joven que le resultaba agradable, y no le había costado demasiado confiar en ella, a pesar de las advertencias del señor Gold. Bella sabía que Aurora jamás podría traicionarla. ¿Y cómo podía estar tan segura de éso nuestra castaña? Bueno, era parte de sus defectos, o virtudes, depende. Pero la joven castaña confiaba en la gente. Sí, en la gente a secas. Confiaba en la voluntad de los hombres, en su constancia, en sus buenas intenciones, en su bondad. Curioso, ¿no? Tal pensamiento viniendo de una joven que se había pasado veintiocho años recluída por la maldad de esos mismos hombres (y cuando este trovador habla de hombres, no hay distinción de sexos posibles) en los que tanto se empeñaba en creer. Pero Bella creía. Tenía fe. He ahí, imagino, otro de sus grandes defectos, o virtudes.


La sonora carcajada del señor Gold hizo que sus músculos se relajasen, olvidándose de la tensión de hacía unos momentos, y aunque no entendió su pregunta, se acercó un poco más a él, de manera tímida. Pero los ojos del señor Gold brillaban. Casi se podía decir que era el mismo brillo que tenían en la tierra lejana con magia, cuando sus dos pupilas eran doradas. Pero estaría mintiendo de hacer tal afirmación, porque, esta vez, el brillo era más puro y menos maquiavélico que entonces. Más simple y menos amenazante. Más tímido y menos fanfarrón. En definitiva, era el brillo en los ojos del señor Gold, y no en los de Rumpelstilstkin.

-Aurora me ayudó a elegir el regalo. Me llevó a la librería y me aconsejó que este te iba muy bien -se encogió de hombros. Tampoco sabía qué significaban exactamente las palabras de su amiga, pero ella había insistido. En realidad, ella había insistido en llevarla a la librería, convencida de que sería un lugar que a la castaña le entusiasmaría. Y así había sido. Supongo que las viejas costumbres son difíciles de excluir, aún a pesar de que había pasado tanto tiempo, y aún a pesar de que Bella no era Bella. No todavía.

-Por supuesto. Vamos a averigüar cómo se las apaña el señor Gold con las sartenes -rió y asintió con energía. Con el tiempo que llevaba viviendo con él, la castaña había aprendido algunas cosas de cocina, y muchas veces era ella la que experimentaba con los ingredientes y condimentos. Pero aquella vez no se opuso al ofrecimiento de él. Ambos salieron del salón, y se perdieron en los rincones de la mansión Gold.

A lo lejos, las luces de colores se reflejaban en las ventanas, y a lo lejos, junto a la chimenea, descansaba un árbol que había sido testigo de cómo, poco a poco, todo volvía otra vez a su lugar.

TERMINADO



I’ve always dreamed of heroics, but I think it’s safer if I stick to my books. They’re the only adventures I know that have happy endings.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Rumbelle <3 ¡Gracias Mei!:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Bella French
#.Princess
#.Princess

Mensajes : 508
Localización : Storybrooke

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Christmas carol {Mr. R. Gold} Terminado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.