¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 63 el Mar Ago 01, 2017 3:07 pm.
Últimos temas
» Whispers of the truth (Cedric)
Dom Jun 01, 2014 6:47 am por Skias Lionheart

» ¿En verdad eres tu? {Shadow Shayker}
Jue Mayo 22, 2014 7:59 pm por Shadow Shayker

» Fallen Empires [peticion cambio de boton]
Jue Mayo 22, 2014 1:32 pm por Invitado

» [+18]Retorno al hogar (Ruby)
Lun Mayo 19, 2014 4:45 pm por Holly Jones

» [+18] Everything is posible in Wonderland (Cyrus)
Lun Mayo 19, 2014 4:20 pm por Lucrezia A. Shayker

» Le dedico este video a...
Lun Mayo 19, 2014 3:46 pm por Lucrezia A. Shayker

» Hablemos de la serie!
Mar Mayo 13, 2014 6:45 pm por Regina Mills

» Registro de PB
Mar Mayo 13, 2014 4:00 am por Regina Mills

» Registro de cuentos de hadas
Mar Mayo 13, 2014 3:58 am por Regina Mills

Photobucket
Photobucket





The New York City


Titanic RPG Guardianes Image and video hosting by TinyPic Twilight Moon Photobucket Zelda rol Photobucket Darkest Night: El foro de rol de DC Comics Stanford University I am shadowhunter BelovedHogwarts London City RPG Fruit of the poisonous tree HOLYWELL CITY RPG Coso Random Cruel Intentions Time Of Heroes El ultimo cosmos Scorpion Flower Image and video hosting by TinyPic



Howl {Jefferson Novotny}

Ir abajo

Howl {Jefferson Novotny}

Mensaje por Bella French el Mar Oct 16, 2012 12:15 pm

"Be careful of the curse that falls on young lovers
Starts so soft and sweet and turns them to hunters"
Howl, Florence + The Machine



Y por algún extraño motivo, Bella sabía que ese día era especial. Especial entre muchos otros porque los lobos habían aullado aquella noche, en su cabeza. Especial porque esa noche había soñado con la Rosa. Había sido un sueño vívido, tan vívido como el dolor que le infligían las heridas de sus muñecas. Sí, tan vívido y sin embargo tan difuso, como sólo los sueños podían serlo. Bella nunca había visto la rosa antes, sólo en su cabeza. Cuando todo estaba tan oscuro como la boca de un lobo, cuando la Nada parecía querer hacer acto de presencia, y se volvía más negra y sombría que nunca, ahí fue cuando vio a la Rosa. Reluciente, deslumbrante. Salpicada con una luz no cegadora, pero sí cálida y suave. Dorada. A la Rosa le faltaban pétalos y se estaba muriendo. Algo le dijo que no podían volver a crecer a no ser que Bella saliese de allí cuanto antes, que el tiempo se estaba agotando, y que si no conseguía huir de aquella celda, la Rosa moriría sin remedio.

Cuando la castaña despertó de aquel sueño extraño, un escalofrío le recorrió el cuerpo. Todo volvía a estar oscuro y Bella pensó que volvía a la Nada. Pero no era sólo la Nada lo que la envolvía aquella vez. Era su celda, su prisión. ¿Cómo salir de allí? ¿quién iba a poder liberarla? Su Bestia... "Basta ya de Bestias. No hay Bestias aquí. Sólo locos, y tú eres la más loca de todos", se dijo a sí misma. Pero, ¿por qué ese empeño en creerse loca?

El sueño la había abandonado aquella noche, y lo único que podía hacer la castaña era observar la ventanilla que daba al exterior. La calle estaba tan desierta como los pasillos de aquel psiquiátrico. Y por algún extraño motivo, los lobos volvieron a aullar, pero esta vez eran reales, a lo lejos, en los bosques de Storybrooke. "Como en el sueño" Pero era sólo eso, un sueño. De locos. No había lobos en Storybrooke, tampoco había rosas doradas. Y ella estaba loca, por culpa de sus libros. ¡Sus libros! Cuánto los echaba de menos. Y a alguien más, también echaba de menos a alguien más, pero no sabía a quién. Pinchazo en el pecho. ¿Qué le estaba pasando?


I’ve always dreamed of heroics, but I think it’s safer if I stick to my books. They’re the only adventures I know that have happy endings.


Spoiler:

Rumbelle <3 ¡Gracias Mei!:

avatar
Bella French
#.Princess
#.Princess

Mensajes : 508
Localización : Storybrooke

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Howl {Jefferson Novotny}

Mensaje por Invitado el Miér Oct 17, 2012 11:03 am

La casa se me hace pequeña, se me hace enorme, se me hace llena de gente y vacía a la vez. Oigo ruidi y un silencio ensordecedor que no me deja oir mis propios pensamientos. Supiro larga y pesadamente, caminando por los largos e interminables pasillos de mi mansión y llego a mi estudio del fondo, el que tiene una cristalera enorme desde la cual se pueden llegar a ver todo el pueblo. Enfoco un poco el telescopio, ajustando varios parametros y me inclino sobre el ojo del telescopio, contemplandola, sentada en un pupitre en clase, como todos los días a esa hora, como siempre, sin ningún cambio en ella. Sigue siendo mi hija, mi pequeña y querida hijita Grace, pero sigue sin ser mi hija. Al menos aquí no lo es.. Ella no sabe quie soy, no me recuerda... Eso es lo mas triste. Si me presentase ante ella, sus ojos no me mirarian con esa luz con la que me miraba antaño. Y no podria soportar eso.
Aprieto la mandibula con fuerza, molesto y le doy una palmada con furia al telescopio, tirandolo al suelo y me llevo las manos a la cabeza, dejándome caer desconsolado en un rincon de casa, echandome a llorar, enterrando la cabeza entre las rodillas.
¿Cómo podria recuperar a Grace...? Es lo único que quiero.. Grace... Mi Grace... Quiero volver a sentarme con ella, a tomar el té con el señor conejo... Tengo que ayudar a romper la maldición... a escapar del juego de Regina.. Ya no soporto vivir más así.... Pero `por suerte, poseo información valiosa que tal vez pueda usar contra ella... Ayudar a que la gente se de cuenta de quien es en realidad, me tomarian por un loco si saliera a la calle y gritase a los cuatro vientos que pertenecemos a otro mundo.
No, tiene que haber un plan mejor... algo mejor.
Entonces una lucecita se enciende en mi cabeza con un gran Clik.
Ya sé que es lo que debo hacer... Tengo la solución perfecta... Tengo que enfrentarlos a ellos... a los dos seres más poderosos que hay aquí, a los únicos que son capaces re recordar quieres son... Es la única manera. Y sé como hacerlo.

Apenas pasan dos minutos hasta que arranco el coche y tras conducir unos minutos, aparco el coche en el aparcamiento del hospital. Sé que ella está allí. Sé lo que pasó con ella, y no es muy dificil atar cabos... Pero claro, él no lo sabe... Y ella se ha guardado muy bien el secreto.
Entro como si nada en el hospital, mesandome bien el pañuelo del cuello para evitar que se vea la horrible cicatriz que lo recorre de extremo a extremo, de cuando perdi la cabeza. Son cicatrices que por mucho que intentes no podras borrar, ni de tu piel ni de tu mente.
Como si de la cosa más natural se tratase, me dirijo a una puerta que luce el luminoso cartel de exit y espero pacientemente, hasta que una enfermera sale de allí, y antes de que la puerta se cierre, cuelo el pie para sostenerla y me meto en el pasillo que se oculta tras la puerta, bajando las escaleras de cemento gris. Cuando llego abajo, me encuentro con un mostrador vacio. Claro, el cambio de turno, por eso ha salido la enfermera. Aprovecho a que tardará en regresar un par de minutos y busco entre sus papeles algun nombre, algo. Solo hay una registrada cuyo nombre me suena, pero no tiene visitas. Solo las de la alcaldesa. Bingo. Te encontré.

La puerta de arriba de las escaleras vuelve a abrirse y escucho los pasos, con lo que apresuro a colarme coger la llave correspondiende a la celda donde está encerrada ella y me escabullo por otro pasillo que lleva a las celdas y busco en silencio el número de la puerta hasta que doy con ella. Miro primero a traves de la rejilla que hay en la puerta, viendola en un rincon, sentada sobre el catre que hace de cama, abrazandose las rodillas de una manera de lo más ansiosa. Introduzco la llave en la ranura y la giro, abriendo la puerta hacia afuera, guardando la llave y entrando dentro, dejando la puerta ajustada y mirandola.
-Creo que ya llevas demasiado tiempo encerrada, ¿No es así, Balla?
esbozo una leve sonrisa. Espero que esto de resultado... y si no lo da del todo, al menos le cabreará mucho.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Howl {Jefferson Novotny}

Mensaje por Bella French el Miér Oct 17, 2012 7:46 pm

Sí. Había algo en aquel día que era especial, y Bella estaba a punto de descubrir por qué.

La joven castaña, hecha un ovillo en la esquina más profunda, oscura y recóndida de su celda, no dejaba de preguntarse. Se preguntaba sobre muchas cosas a lo largo del día. Ahí, encerrada y prisionera, no había otra cosa que pudiera hacer. Se preguntaba qué había sido de su padre, se preguntaba qué le ocurrió a su madre, se preguntaba por qué no podían, al menos, contentarla con alguna novela con la que poder supurar las horas heridas que pasaba allí. Se preguntaba si algún día saldría. Se preguntaba qué era lo malo que había hecho. Se preguntaba por qué todo eso le estaba ocurriendo a ella.

Y la pregunta más estremecedora de todas; se preguntaba por qué no podía ser verdad todo lo que había estado soñando aquellos años. Sí, la castaña tenía demasiado tiempo para pensar. Pensaba tanto que creía que le iba a estallar la cabeza. Pero nunca ocurría, lo más que podía hacer era llorar, de vez en cuando lloraba, sí. Los médicos le decían que eso estaba bien, que llorar estaba bien porque significaba que era consciente de su situación y de lo que estaba pasando. ¿Qué diablos significaba aquéllo? Y luego, a veces, venía ella. Le decía que era una buena amiga de su difunta madre. Le traía de vez en cuando ropa, y manzanas. Muchas manzanas rojas, relucientes. Decía que se llamaba Regina. Hablaban de muchas cosas. Aunque la mayor parte del tiempo sólo hablaba ella. Y después, a veces, le preguntaba por sus sueños. Y ella contestaba. Le preguntaba por la Bestia. Cuando hacía eso, a Bella se le hacía un agujero en el estómago, sin saber por qué, y no quería hablar de ello. Pero ella parecía insistir, como si se regodeáse en su dolor.

Pero lo que Bella no sabía es que hoy iba a tener una visita muy diferente. Cuando la puerta se abrió, dejó entrar un resquicio de luz. La primera luz que veía en mucho tiempo, seguramente procedente de las bombillas del pasillo central. La castaña pensó que se trataba de Regina, otra vez con sus manzanas y sus preguntas dañinas e insidiosas. Pero lo que la luz dejó ver no era una figura femenina, sino una masculina. Un hombre alto, bien vestido, que por algún extraño motivo, conocía su nombre. Su nombre, hacía mucho que no lo escuchaba, y le sonó extraño y lejano.
-¿Quién... quién eres? ¿por qué...? -demasiado confusa como para decir nada más. ¿Era ése su Bestia? ¿Por fín la Bestia estaba liberando a la Bella? Pero, ¡ah, Bella! ¿no sabes que el cuento siempre ha sido al revés? "Cuando la Bella libera a la Bestia", eso debía hacer ahora.


I’ve always dreamed of heroics, but I think it’s safer if I stick to my books. They’re the only adventures I know that have happy endings.


Spoiler:

Rumbelle <3 ¡Gracias Mei!:

avatar
Bella French
#.Princess
#.Princess

Mensajes : 508
Localización : Storybrooke

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Howl {Jefferson Novotny}

Mensaje por Invitado el Jue Oct 18, 2012 7:34 am

Puedo ver la sorpresa en su rostro, aunque claro, es normal en este caso. Si nadie, nadie en toda tu vida aparte de la alcaldesa- Reina Malvada viene a visitarte, la primera impresión que te llevas al ver a otra persona es de sorpresa. No se lo reprocho en realidad. Por un momento me pregunto si ella mantiene sus recuerdos de quien es, y por eso Regina la mantiene presa, pero la duda, el temor y el asombro de sus ojos me quitan rapidamente esa idea de la cabeza. No, no me reconoce a mi ni a nadie.. Además si Bella recordase quien es no se habría dejado apresar tantos años. Sé que hubiera buscado la manera, y la abría encontrado, de escapar de aquí para encontrarse con Rumpelstiltskin, Mr Gold en esta ciudad. He hablado alguna vez con ese hombre, francamente, su tienda de antiguedades es fascinante. Sin duda el tambien recuerda todo sobre su vida pasada, pues guarda autenticas reliquias del mundo del bosque encantado, algunas con mas o menos cariño que otras, pero las conservo.
La celda de Bella es oscura, solo entra un resquicio de luz por una pequeña y diminuta ventana. ¿Cómo ha podido aguantar aqui encerrada tantos años sin perder la cabeza? Lo tuyo sí es fuerza de voluntad, Bella..

Su voz suena algo débil y temblorosa. Tengo que sacarla de aqui. Ya no ppr buscar que Regina y Rupelstiltskin se enfrenten, sino por ella y su salud. He de decir que me sorprendo a mi mismo al pensar así. Separo mi espalda de la puerta apenas un paso.

Me llamo Jefferson, Bella. Tú no me recuerdas pero yo sí te conozco a ti, por extraño que suene. Ahora, tienes que hacerme un favor, Bella, y necesito que me escuches y lo entiendas y hagas todo al pie de la letra, ¿vale? Porque sino no puedo sacarte de aqui..¿Comprendes? en realidad podia dejar simplemente la puerta abierta y dejar que se largase pors su propio pie, pero necesito que Gold la vea, y que ella le diga quien la ha mantenido presa. Tendre que ingeniarmelas para sacarla del hospital, pero ya se me ocurrira algo. Observo los ojos inocentes de la chica y trato de esbozar una sonrisa tranquilizadora para que confie en mí.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Howl {Jefferson Novotny}

Mensaje por Bella French el Vie Oct 19, 2012 4:19 pm

Le costaba creer que eso fuese real. Después de tanto tiempo, ¿recordaba siquiera haber salido alguna vez de esas cuatro paredes? Si lo había hecho, había sido tanto tiempo, tanto tiempo atrás, que Bella se había olvidado por completo de cómo luce Storybrooke en otoño o de qué color es el cielo al amanecer. Lo había olvidado tal como había olvidado su otra vida, la verdadera. Aunque, para ser justos, ésa se la habían arrebatado. Pero eso es otra historia, que ya vendrá más adelante. Ahora veamos cómo sigue esta estrofa...

Miedo, confusión, desconcierto, incredulidad, recelo, y ¿agradecimiento? enturbiaban su entendimiento. ¿Era ese hombre un enfermero? ¿alguien le había dicho que la sacaran de allí? ¿había terminado, por fín, su ingreso en ese psquiátrico triste, gris y plomizo? Nunca antes había visto a aquel hombre, que ella pudiese recordar. Dijo que se llamaba Jefferson. Escuchó sus palabras con detenimiento e impresión, casi con fascinación. Ésa era la primera vez en 28 años que escuchaba la voz de alguien más, aparte de la de Regina y los médicos que la trataban. Era una voz de barítono, grave y con personalidad. Y había en ella algo así como una... pena infinita. ¿Qué pasaba? Todos en esa ciudad llevaban una maldición a cuestas, y la de aquel hombre era una de las más pesadas, aunque Bella no lo supiese.

¿Qué debía hacer ahora? ¿Debía asentir, huir, llamar a algún enfermero? No podía creerlo. ¿La estaba dejando libre? Libre. A Bella casi le entraron ganas de llorar. ¿De qué? ¿Por qué? Eso era de locos. Podría salir de aquel infierno. Por fin Pero todo en esta vida viene a cambio de un precio.

"Tienes que hacerme un favor, Bella" Por toda respuesta, la castaña asintió. No podía hacer otra cosa. Notaba cómo todo su cuerpo temblaba, como si estuvieran ahora mismo a uno bajo cero.
-¿Cómo has llegado aquí? ¿Por qué haces esto? Yo... -Bella era consciente de que estaba balbuceando cosas sin sentido. Ahora mismo tenía la mente llena de preguntas sin responer. Pero debía concentrarse. Tenía que hacer lo que ese hombre le estaba pidiendo.



I’ve always dreamed of heroics, but I think it’s safer if I stick to my books. They’re the only adventures I know that have happy endings.


Spoiler:

Rumbelle <3 ¡Gracias Mei!:

avatar
Bella French
#.Princess
#.Princess

Mensajes : 508
Localización : Storybrooke

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Howl {Jefferson Novotny}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.